Buscador

Usted está aquí:Inicio > ANIMALISMO

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales” Mahatma Gandhi

 

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales” solía decir Mahatma Gandhi. ¿Qué grandeza tiene nuestra cultura en que aún se permiten espectáculos grotescos como el toreo, donde tenemos animales de usar y tirar como los galgos de caza?

Las luchas animalistas son imprescindibles en sí mismas, puesto que aún estamos lejos de alcanzar un equilibrio con nuestro entorno; pero además canalizan otras luchas igualmente importantes para la prosperidad de nuestra sociedad. Son importantes en sí mismas porque hay todavía demasiadas prácticas que quizás dentro de poco nos parezcan inadmisibles. Porque nuestros hijos y nuestros nietos, cuando piensen en nosotros, considerarían imperdonable que no hubiéramos priorizado el bienestar más elemental de los animales.

Es una lucha que confluye con otras y las acompaña porque de cómo convivamos con los animales depende también nuestro orden social. No reconocer el derecho de los animales a algo tan básico como no ser torturados en pos del interés económico, desemboca en una economía dañina para todos. Un ejemplo escalofriante es el de la práctica habitual en Estados Unidos de hormonar el ganado y administrarle drogas para aumentar su rendimiento en kilos. Así, la tortura de animales genera una economía en que sólo las empresas más grandes sobreviven (con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo) y que, en última instancia, acaba llevando a los mercados productos que podemos calificar, sin lugar a dudas, como tóxicos.

Estos son sólo algunos de entre los cientos de abusos de los animales que se cometen sistemáticamente. Nuestra labor, dentro y fuera de las instituciones, es avanzar hacia una sociedad de bienestar real (y no sólo aparente y dependiente de los ciclos del mercado), y entendemos que este bienestar debe serlo para todos y todas, pero también para el medioambiente y para todas las especies.